Videos:

 

 

Consejos al consumidor:

 

FUR MADRID ASOCIACIÓN DE PELETERÍA DE LA COMUNIDAD DE MADRID recomienda adquirir y reparar prendas de piel exclusivamente en establecimientos adheridos, fácilmente identificables por los carteles y logotipos identificativos de la Asociación expuestos en los escaparates de las peleterías asociadas.

 

La Asociación defiende los legítimos intereses de decenas de empresarios peleteros que dan trabajo a cientos de empleados en la Comunidad de Madrid. Por lo tanto, desaconseja al consumidor la adquisición de prendas de piel en lugares atípicos como son mercadillos ambulantes, hoteles, locales de outlet, etc., por la supuesta y dudosa procedencia de las prendas, así como por el supuesto ningún control administrativo y fiscal sobre especies protegidas y facturas, además de la supuesta nula garantía frente a posibles desperfectos ocultos relativos al curtido, confección, calidad y longevidad de la prenda.

 

FUR MADRID considera de absoluto intrusismo profesional y competencia desleal este tipo de prácticas de ventas anómalas por el daño que producen en la repercusión de los puestos de trabajo en las empresas legalmente establecidas y en la viabilidad de las mismas.

 

Compras:

 

La Asociación aconseja al público consumidor que cuando adquiera una prenda de piel verifique que esté correctamente etiquetada interiormente con los datos de la peletería y en la factura se especifique el tipo y clase de piel, el número de factura, la fecha de compra y los datos fiscales de la empresa vendedora, así como la oportuna especificación de la garantía.

 

Conservación en Cámaras:

 

FUR MADRID Asociación de Peletería de la Comunidad de Madrid informa sobre las pautas para que una Cámara de Conservación sea considerada como tal, basándose en las directrices de las empresas especialistas en curtidos, limpiezas y conservación de peletería así como de peleteros confeccionistas profesionales para determinar los parámetros idóneos que tiene que cumplir una genuina Cámara de Conservación de prendas de peletería.

 

1. La Cámara debe de estar dotada de paredes forradas de revestimiento isotérmico o de chapa de aluminio.
2. La Cámara debe de estar dotada de aparato enfriador hidrostático que mantenga una temperatura de entre 11 y 13 grados centígrados con una humedad aproximada del 45%.
3. La Cámara debe de estar dotada de un sistema de reciclaje de aire con expulsión del gastado al exterior para no producir bacterias de putrefacción ni de sudoración en las prendas, además del mal olor que por esta causa se impregna en las mismas, colgándolas en perchas anchas dejando el suficiente espacio para que no se deformen ni se les chafe el pelo.
4. La Cámara debe de estar dotada de extintores y medidas electrónicas de alarma por humo, incendio, etc.

 

Todos los profesionales curtidores, limpiadores, conservadores y confeccionistas peleteros coincidimos plenamente en que es netamente lesivo conservar abrigos de piel en sótanos, habitaciones o naves donde no se cumplan los parámetros expuestos anteriormente, y matizamos que es muy perjudicial para una prenda de piel conservarla en una cámara frigorífica o nevera entre 1 y 3 grados centígrados, pues esa temperatura es exclusiva para pieles en crudo sin curtir y nunca para prendas de peletería confeccionadas que perjudicaría seriamente al cuero y a su longevidad.

 

A este respecto, la Asociación hace constar también que bombear un abrigo de piel con serrín y perfume en ningún caso se puede considerar como una limpieza, pues el bombeo de una prenda es un proceso que sólo sirve para ahuecar el pelo.

 

Respecto al aseguramiento, la Asociación recomienda al consumidor que pida a la peletería o empresa de conservación ver dónde y cómo guardan sus prendas y que exijan a las empresas que ofrecen este servicio, al depositar sus prendas, la tasación especificada individual del valor de cada prenda una por una, poniendo además en el resguardo la fecha, datos fiscales de la empresa y el importe con I.V.A.

 

FUR MADRID Asociación de Peletería de la Comunidad de Madrid ha creado un Certificado Oficial de Legítima Cámara de Conservación que otorga a todos aquellos profesionales que lo piden y disponen de cámara de conservación.

 

Nadie tiene más autoridad ni conocimientos para asesorar en conservación de prendas de peletería que quienes las curtimos, las confeccionamos, las limpiamos, las arreglamos y las mantenemos.